Traducción del español al ruso

Rusia


Su traductor experto en traducciones del español al ruso


Le ayudamos a que sus proyectos de traducción del español al ruso sean exitosos, gracias a un equipo de traductores nativos minuciosamente elegidos. Puede estar seguro que el mensaje que quiere transmitir a sus clientes sea el justo.


Es necesario, por no decir esencial, que todas las traducciones sean revisadas por un segundo traductor experto en la materia. Porque hasta el traductor más curtido puede cometer errores, al fin y al cabo todos somos humanos. La revisión por un segundo traductor le dará un enfoque diferente, y esto suele aportar pequeños pero importantes cambios.


¿Desea traducir una página Web, un prospecto turístico, una presentación de empresa, un videojuego o textos en general del español al ruso? Somos su empresa de traducción.


En Cosmolingo puede estar seguro, que si no podemos cumplir con un plazo de entrega para un encargo, rechazamos el pedido antes de comenzar el trabajo. Solo nos comprometemos hacer lo posible.


El idioma ruso


Desde la apertura económica y política subsiguiente a la desintegración de la Unión Soviética la Federación Rusa se ha convertido en una de las superpotencias más influyentes del planeta. Rusia tiene a su disposición los mayores recursos naturales, forestales y energéticos del mundo (entre ellos, la cuarta parte del agua no congelada) y está dando muestras de un crecimiento económico más que halagüeño.


Ello no debe extrañarnos considerando que nos referimos al país más extenso del mundo, que ocupa más de la novena parte de la tierra firme del planeta. Al igual que China, limita con 14 países, en dos continentes (Europa y Asia), lo que sumado a la influencia que tiene sobre los países de la antigua Unión Soviética, sobre todo en la Comunidad de Estados Independientes, le coloca en una ventajosa posición estratégica. Por todo ello forma parte del G8 y diversos organismos internacionales de suma importancia y es uno de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde además el ruso es una de las seis lenguas oficiales.


Rusia tiene más de 140 millones de habitantes (es el noveno país más poblado del mundo) que se clasifican en más de 150 grupos étnicos y hablan hasta cien idiomas; buena parte de ellos están en peligro de extinción. Aunque el ruso, que pertenece a la extensa familia de las lenguas indoeuropeas, cohabita con las lenguas nativas de las diversas repúblicas (si bien en ocasiones con ciertas tiranteces) es el único idioma oficial de la Federación, lo que lo convierte en una herramienta imprescindible en las relaciones políticas y económicas de la región. Se utiliza de forma mayoritaria en Rusia, Bielorrusia, Ucrania, Estonia y Letonia. Con casi 300 millones de hablantes, es el idioma eslavo más hablado, el cuarto idioma más hablado del mundo en términos de hablantes totales y el séptimo en hablantes nativos.


De hecho, son tan nutridas las comunidades rusas que se han establecido en el resto del mundo (millones de personas han abandonado la CEI desde la apertura de las fronteras en los años 90), sobre todo en Israel, Estados Unidos y Europa, que una parte significativa de la información que circula en nuestros días, especialmente en el terreno de la literatura científica, se publica en ruso. Y es que actualmente el acceso a las nuevas tecnologías y la economía de los desplazamientos han hecho posible que las generaciones más jóvenes conserven el idioma de sus mayores.




Presupuesto