Traducción del español al polaco

Polonia


Su traductor experto en traducciones del español al polaco


Una de las cosas más importantes al escoger una agencia de traducción es que sea una empresa de confianza y que disponga de los conocimientos necesarios del idioma a traducir.


En Cosmolingo podemos decir que todas las traducciones inversas siempre son realizadas por un profesional en su idioma materno, en el caso de la traducción del español al polaco el traductor sería un polaco nativo. Lamentablemente nuestra experiencia nos demuestra que los casos de bilingüismo son excepcionales. Por este motivo nosotros solo trabajamos con nativos del idioma a traducir.


Somos profesionales de la traducción y por eso somos su agencia de traducción.


Traducciones del español al polaco, garantizamos que todos los encargos que realizamos son estrictamente confidenciales.


Podemos decir, que contamos con clientes que están muy satisfechos con nuestros servicios de traducción al polaco así como a otros idiomas en prácticamente todos los países del mundo.


Traducciones del español al polaco - ¡Cuente con un servicio preciso y puntual!


El idioma polaco


El polaco es una de las lenguas eslavas de la familia indoeuropea; en ella se observan ciertas afinidades con el checo y el eslovaco, que se consideran mutuamente inteligibles, un fenómeno análogo al que se produce en otros grupos lingüísticos. La forma escrita se basa en el alfabeto latino, si bien con un gran número de signos diacríticos. Está considerado uno de los idiomas más complejos del mundo, hasta para los propios polacos, que no son ajenos a las dificultades que entrañan la ortografía y la gramática.


Aunque se habla principalmente en Polonia, las sucesivas oleadas migratorias de ciudadanos polacos lo han difundido en todos los rincones del planeta. De la misma forma, el polaco se muestra especialmente abierto a la adopción de extranjerismos. En términos globales se estima que actualmente existen unos 50 millones de hablantes en todo el mundo como primera o segunda lengua.


Sin embargo, no nos engañemos: aparte de las motivaciones históricas y culturales, buena parte del creciente interés que en los últimos tiempos suscita Polonia en el resto de los países europeos tiene móviles económicos. Y es que después de la incorporación de Polonia a la Unión Europea en 2004, que trajo consigo reformas políticas y sociales de gran importancia, así como la introducción de la economía de libre mercado, el tremendo desarrollo que ha disfrutado se debe en buena parte a las inversiones de las empresas extranjeras en los sectores de la producción y los servicios. Las abundantes reservas de mano de obra barata y cualificada han seducido a los inversores. De hecho, según los datos oficiales, debido a que los costes de producción y logística son inferiores, la economía polaca es más competitiva incluso que la china. Y todo apunta a que esta tendencia se mantendrá durante los próximos años.


Polonia forma parte de las Naciones Unidas, la Organización Mundial de Comercio y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos y el Consejo de Europa y ha suscrito el Tratado Europeo de Libre Comercio.




Presupuesto