Traducción del español al persa

mundo


Su traductor experto en traducciones del español al persa


La agencia de traducciones Cosmolingo ofrece servicios multilingües en casi todos los idiomas, entre ellos el persa o farsi. Nuestra agencia cuanta con el respaldo de varios traductores del persa al español y del español al persa altamente cualificados. Ellos poseen una formación especializada y años de experiencia contrastados. Cada uno de ellos se ha especializado en determinadas áreas de la traducción, como informática, turismo, comercio, alimentación, etc.


Disponemos de un sistema de gestión diseñado y desarrollado por nosotros en el 2008 que está sometido a continuas mejoras y que nos permite vigilar cada paso de la traducción con el fin de entregar los proyectos en el plazo establecido y cumpliendo todos los controles de calidad.


Si precisa una traducción del español al persa o del persa al español, ¡contáctenos! Nuestros gestores de proyectos estarán encantados de atenderle o bien asesorarle.


Se sorprenderá de una inimaginable relación calidad-precio.


El idioma persa


Entre las lenguas de la familia indoeuropea, el persa (al que actualmente nos referimos como «farsi», la denominación que recibe tanto en persa como en árabe) se habla sobre todo en Irán, Afganistán (donde lo comparte hasta el 50% de la población) y Tadjikistán, así como en diversos países de Oriente Medio como Omán, Yemen y los Emiratos Árabes Unidos. Aunque las estimaciones difieren según las fuentes consultadas, debido en buena parte a la llamada diáspora persa, generalmente se habla de entre 50 y 60 millones de hablantes nativos.


La ascendencia lingüística es harto complicada. En todo caso, se trata de una de las lenguas más antiguas que se han documentado; de hecho, es la única lengua neoriania que cuenta con una extensa tradición literaria. Como es lógico, ha sufrido grandes cambios a lo largo de la historia, se ha escindido en numerosos dialectos y ha tomado abundantes préstamos de otras lenguas circundantes. La evolución histórica es tan enrevesada que los habitantes de regiones cercanas pueden comunicarse entre ellos en su propio idioma, si bien con ciertas dificultades, según los casos. De hecho, es tan acusada esta evolución que algunos lingüistas se han referido a la lengua que se habla actualmente en la República Islámica de Irán como «neopersa».


El alfabeto persa se basa en las formas árabes, de las que se desmarca en cuestiones puntuales. Se escribe de derecha a izquierda y dispone de 32 letras, que se representan de distinta forma en función de la posición que ocupan. Aunque en apariencia nos resulta completamente ajeno, algunos estudiosos afirman que el persa es más sencillo que algunas lenguas europeas, entre otras cosas porque carece de artículos y géneros gramaticales y los verbos son más regulares. Además, debido a que en última instancia tienen el mismo origen, el castellano y el persa cuentan con abundantes cognados, palabras que se escriben o se pronuncian de forma muy semejante y que tienen el mismo significado.


Como dato curioso, «Irán» es un nombre que tiene fuertes connotaciones políticas; el nombre «Persia» cae en desuso internacionalmente tras el fin de la II Guerra Mundial.




Presupuesto