Traducción del español al noruego

Noruega


Su traductor experto en traducciones del español al noruego


Una buena traducción es aquella que no lo parece. ¿Cómo se consigue? Para conseguir una buena traducción de español a noruego, no es suficiente que alguien sepa el idioma, se necesita mucho más. La persona que se encargue de traducir un texto deberá ser un lingüista con experiencia y una buena formación. Además tiene que ser alguien a quien le encante escribir para que los textos traducidos sean fluidos y exactos pero en ningún caso literales. En Cosmolingo somos conscientes de ello, por eso seleccionamos a nuestros traductores no solo por su experiencia y preparación sino también por sus dotes lingüísticas, por lo que podrá estar seguro que sus traducciones del español al noruego triunfarán.


En Cosmolingo somos más que una empresa de traducción. Le prestamos apoyo en sus proyectos lingüísticos y una atención única en el mercado. ¡Pídanos un presupuesto para la traducción del español al noruego o cualquier otro idioma, sin compromiso alguno!


El idioma noruego


El noruego pertenece a la rama de las lenguas escandinavas continentales de la familia germánica, subgrupo que engloba asimismo al sueco y el danés, que en mayor o menor medida son mutuamente inteligibles. De hecho, durante muchos siglos la lengua escrita oficial de Noruega fue el danés, lo que quizá explica el hecho de que actualmente haya dos variantes oficiales, una de las cuales, el llamado noruego moderno, se considera más purista y está estrechamente ligada al movimiento nacionalista. Actualmente se dan tendencias opuestas que abogan por la preservación o la unificación de los diversos dialectos regionales Debido a la controversia que en las últimas décadas han suscitado las cuestiones lingüísticas, ni siquiera se ha llegado a un acuerdo sobre el número preciso de dialectos existentes en Noruega, aunque son ciertamente numerosos y en algunos casos mutuamente ininteligibles.


En este contexto destaca sobremanera la situación del pueblo indígena sami, que se hallaba presente en regiones de Noruega, Finlandia, Rusia y Suecia antes de que estos países se dividieran; aunque los datos sobre la población sami son un tanto confusos, en los últimos tiempos han disfrutado de las simpatías de los ciudadanos y la atención y el reconocimiento de las instituciones oficiales noruegas, hasta tal punto que la lengua tiene carácter oficial en algunos distritos.


La monarquía constitucional de Noruega se cuenta entre los países más pacíficos, desarrollados y ricos del mundo, en buena parte debido a la abundancia de recursos naturales. En este sentido, la bonanza económica depende en gran medida de la producción de petróleo; Noruega es uno de los mayores exportadores de crudo del planeta, junto con Rusia y China. En el ámbito político, no forma parte de la Unión Europea (sus habitantes se han negado a ello hasta en dos ocasiones), aunque ha suscrito el Tratado del Área Económica Europea.




Presupuesto