Traducción del español al esloveno

Mundo


Su traductor experto en traducciones del español al esloveno


Eslovenia forma parte de la Unión Europea y cuenta con una economía bastante importante, a pesar de que la prolongada guerra en Bosnia-Herzegovina la haya afectado seriamente. Entre las actividades económicas más importantes destacan la agricultura y la ganadería así como la pesca y el turismo. Este hecho hace que muchas empresas busquen a clientes y proveedores eslovenos. Pero a menudo, para poder comunicarse de forma efectiva son necesarias las traducciones de español a esloveno y de esloveno a español. Por eso es importante contar con un lingüista experto y experimentado. En Cosmolingo nos hemos propuesto conseguir día por día la excelencia y la satisfacción de nuestros clientes en las traducciones de español a esloveno. Contamos con el respaldo de traductores profesionales nativos que además residen en el país de destino, por lo que sus traducciones de esloveno a español se leerán como si estas hubiesen sido redactadas en el idioma de destino. ¡Contáctenos y solicite un presupuesto sin compromiso!


El idioma esloveno


El esloveno es una de esas lenguas eslavas de la familia indoeuropea que nos resultan tan ajenas (de hecho, etimológicamente significa, sencillamente, “eslavo”), aunque de hecho quienes lo hablan como lengua nativa se enorgullecen mucho de ella, pues es el resultado de un complejo proceso histórico de sucesivas amalgamaciones y disgregaciones de dialectos cercanos. Actualmente se han identificado decenas de dialectos regionales, algunos de los cuales resultan mutuamente ininteligibles, aunque con el tiempo, como es lógico, las diferencias entre ellos tienden a unificarse. Lo cierto es que, no obstante la evolución histórica del idioma y el inevitable influjo de las diversas lenguas de la zona, el esloveno conserva algunas características peculiares que lo hacen único, como la forma dual, que se emplea gramaticalmente para referirse a dos personas o cosas. Era uno de los tres idiomas oficiales de Yugoslavia hasta la disolución del país y actualmente tiene esta consideración en la propia Eslovenia, las provincias italianas de Gorizia y Trieste y el estado federado de Carintia, en Austria; si nos remontamos lo suficiente en la historia descubriremos que estas regiones formaban parte del territorio yugoslavo, del que acabaron separándose por motivos políticos, y es que la trayectoria de Eslovenia se cuenta entre las más turbulentas de Europa. Por eso mismo existen comunidades minoritarias en otros países, hasta unos 2,2 millones de hablantes de todo el mundo.


En el momento de declararse independiente en 1991, Eslovenia era la república Yugoslavia más próspera; aunque de hecho los eslovenos apenas representaban el 8% del total de la población yugoslava, acaparaban un tercio de las exportaciones. Tras el fin de la guerra de la independencia abandonó el socialismo en favor de una economía de mercado con notables resultados y de hecho fue la primera nación del antiguo bloque comunista que asumió la presidencia de la Unión Europea.




Presupuesto