Traducción del español al alemán

Alemania


Traducciones del español al alemán – 10 razones por las que apostar por Cosmolingo:


  • Porque ofrecemos un servicio personalizado.
  • Porque realizamos sus traducciones de tal forma que el receptor no será consciente de que se halla frente a un texto traducido.
  • Gracias a nuestros expertos en traducciones del español al alemán podemos ofrecerle las mejores soluciones lingüísticas.
  • Porque nuestra agencia de traducciones le ofrece servicios lingüísticos de alta calidad.
  • Porque nuestros lingüistas expertos en distintas ciencias emplean siempre la terminología más adecuada.
  • Porque recibirá una respuesta a su petición de presupuesto en menos de dos horas.
  • Porque gracias a nuestro presupuesto online podrá encargar su traducción de forma rápida y sencilla.
  • Porque garantizamos absoluta confidencialidad en todos los encargos.
  • Porque entregamos las traducciones en el plazo establecido.
  • Porque nosotros le apoyamos y ponemos todo nuestro empeño en que Ud. logre sus objetivos con la ayuda de nuestras traducciones de español a alemán.

El idioma alemán


Seguro que han oído la expresión: «la locomotora alemana»; aunque ahora también se aplica al ámbito de los deportes, estrictamente hablando se refiere a la economía alemana como la más pujante del continente europeo y una de las más poderosas del mundo, el motor de la recuperación europea en estos tiempos tan inciertos, sustentada en una industria ampliamente diversificada que ha repercutido en el tremendo desarrollo de la nación. Y todo apunta a que las previsiones se quedan cortas.


¿Se han preguntado cómo lo consiguen? La República Federal de Alemania es la nación más poblada de la Unión Europea, con más de 80 millones de habitantes, y cuenta por lo tanto con la representación más numerosa en el Parlamento Europeo. De la misma manera, su presencia en los organismos internacionales más influyentes está asegurada. En la Comisión Europea, por ejemplo, el alemán es una de las lenguas de trabajo. Y es que según algunas estimaciones más de 100 millones de europeos lo hablan como lengua materna; con permiso del ruso, es el idioma más hablado del continente y el segundo que más se enseña en las escuelas de Europa. Lo curioso es que Alemania ha acogido tradicionalmente a inmigrantes de todo el mundo (de hecho una fracción significativa de sus habitantes son extranjeros, entre los que destacan mayoritariamente los turcos), de manera que buena parte del pueblo alemán presume de multilingüismo.


Si acaso les parece un idioma incomprensible, tengan en cuenta que, al igual que el nuestro, pertenece a la familia indoeuropea, aunque se engloba dentro del subgrupo de lenguas germánicas. De manera que, si no hermanos, podría decirse que son primos. Y también al igual que el nuestro, el alemán es un idioma pluricéntrico que tiene tres focos señalados: Alemania, Austria y Suiza. De hecho, lo que se conoce como alemán estándar es realmente una amalgama de diversos dialectos (a grandes rasgos, altoalemanes y bajoalemanes), algunos de los cuales son mutuamente ininteligibles. A pesar de ello, en determinadas regiones, como por ejemplo Luxemburgo, Alsacia y Lorena, estos dialectos están más extendidos entre la población nativa que la forma estandarizada.


Sea como fuere, el alemán es la lengua oficial de Alemania, Austria y Liechtenstein, además de una de las lenguas oficiales en Bélgica, Luxemburgo y Suiza, así como en diversos territorios europeos y en la antigua colonia de Namibia; sin embargo, en estas regiones las comunidades germanohablantes han menguado notablemente a causa de los movimientos migratorios que desencadenaron las circunstancias económicas y políticas en la década de los 90. No obstante, lo hablan más de 150 millones de personas en todo el mundo, no solo en Europa, sino también en los Estados Unidos y Latinoamérica, donde tiene una presencia destacada.


Presupuesto